Ley de Tasas, Crónica de una muerte anunciada

El Real Decreto ley 1/2015, de 27 de febrero, en su capítulo III, artículo 11, acuerda eximir del pago de la denominada tasa judicial a las personas físicas sin excepción. Este decreto entró en vigor con fecha 28 de febrero del 2.015.

En contadas ocasiones una norma, como la que ahora se deroga parcialmente, ha contado con la frontal y unánime oposición de tantos sectores de la sociedad española.

Injusta, desproporcionada e inconstitucional, la denominada “Tasa Judicial” fue aprobada en contra del criterio de todo el ámbito jurídico. Nunca antes estuvieron más de acuerdo abogados, jueces, fiscales y personal de la administración de justicia en nuestro país.

Una norma cuya aprobación puso “en pie de guerra” a todos los colegios de abogados de España y ante la cual se interpusieron CINCO RECURSOS DE INCONSTITUCIONALIDAD ante nuestro Tribunal Constitucional.

Podría ser que el ejecutivo fuera consciente de su error y rectifica ahora o el miedo ante una más que probable e inminente estimación total o parcial de alguno de esos recursos planteados o, simplemente, que nos encontramos en año de elecciones, y ello haya provocado la aprobación de la vigente norma que exime a las personas físicas del abono de la tasa. Cada cual que piense lo que crea oportuno pero por la razón que fuere era evidente que nos encontrábamos ante una muerte anunciada y ahora que cada uno escriba su crónica conforme a sus intereses.

Por mi parte, simplemente, me alegro por ello.

[info]Jose Manuel Carrasco Codes

Socio de Sagasta 21 Abogados[/info]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *